UD Almería

El Almería aprende a sufrir para hacer brillante un partido gris

El Almería aprende a sufrir para hacer brillante un partido gris
AGENCIA LOF

El Lorca manejó en la primera parte y se adelantó; los goles de Caballero y Rubén Alcaraz despejan las dudas

JUANJO AGUILERAALMERÍA

Seis meses después el Almería suma una victoria a domicilio, pero qué victoria. La UDA de ayer fue un equipo gris casi negro en la primera parte para agarrarse al triunfo en la segunda y convertirlo en brillante porque, sin entrar a valorar la posición del rival –último–, los tres puntos saben a gloria cuando el partido no era para jugarlo, era para ganarlo.

Lo cierto es que el Almería fue un equipo flojo, con un fútbol lamentable en la primera parte ante un rival que supo muy bien lo que se jugaba. Tanto, que lo interpretó a la perfección en esa fase. Dejó a la luz las dificultades en defensa del equipo rojiblanco y en poco más de diez minutos puso el partido a su favor para sembrar de dudas la necesaria victoria rojiblanca. La ‘lección’ en vestuarios y el ‘guión’ en la segunda permitieron ver otro Almería. La velocidad de Lass y Gaspar y la pelea con los centrales de Caballero permitieron al Almería volver a creer. El argentino marcó de nuevo, como en el anterior triunfo a domicilio, y Rubén Alcaraz aprovechó una falta sobre el delantero rojiblanco para convertirse en el pichichi y en el hacedor del gol de un triunfo que confirma el aprendizaje de la UDA, que ganó porque supo sufrir.

Incómodo

Comenzó intenso el encuentro con el Almería creando más peligro pues, en el minuto 2, tras una falta cometida sobre Gaspar Panadero, Verza puso un buen balón al área que enganchó Rubén Alcaraz y Dorronsoro se vio obligado a despejarlo a saque de esquina en un envite en el que los lorquinos estaban obligados a no especular, mientras el Almería esperaba la ocasión para sorprender, pero también necesitado del triunfo, por lo que los errores iban a jugar un papel fundamental. En esa fase, el Lorca comenzó a ser más explícito en sus formas, sencillo en su estilo, pero dañino para una UD Almería que no ‘entendió’ lo que había en juego. Cortocircuitó la creación de Pozo con dos laterales por la izquierda y dejó a los de Alcaraz tener el balón hasta la línea de medios propia para, tras robo, tratar de sorprender.

1 Lorca FC

Dorronsoro; Fede Vega, Nasuti, Holgersson, Peña; Tropi, Pomares (Villalibre, m. 78), Javi Muñoz; Nogueras, Manu Apeh y Aly Mallé (Nando, m. 68).

2 UD Almería

René; Marco Motta, Trujillo, Joaquín, Nano; Mandi (Lass, m. 46), Verza; Pozo (Fran Rodríguez, m. 81), Rubén Alcaraz, Gaspar Panadero, y Edoardo Soleri (Pablo Caballero, m. 46).

Goles:
1-0, m. 12: Javi Muñoz, de penalti. 1-1, m. 47: Pablo Caballero. 1-2, m. 77: Rubén Alcaraz.
Árbitro
Pérez Pallas, del colegio gallego. Amonestó a Pomares (m. 14), Noguera (m. 51), Javi Muñoz (m. 66), Villalibre (m. 86) y Tropi (m. 89), del Lorca FC, y a Nano (m. 16), Marco Motta (m. 73) y Trujillo (m. 90) de la UD Almería.
Incidencias
Partido correspondiente a la vigésimo quinta jornada del Campeonato de Liga de Segunda División A, Liga 1|2|3, celebrado en el Francisco Artés Carrasco, con 4.982 espectadores, de los que cerca de medio millar eran almerienses.

En el minuto 7, Aly Mallé entró en el área rojiblanca y cayó en la disputa con Nano, fruto de una acción en la que los albiazules intentaron sorprender ante una pérdida de balón y replegando muy bien cuando no disponían del control. Eran, de todas formas, los errores los que iban a deparar un cambio en el marcador. En el 11, Aly Mallé cayó otra vez en el área rojiblanca, ante la entrada al corte de Joaquín Fernández, y Pérez Pallas señaló penalti. Lanzado por Javi Muñoz, puso el 1-0, engañando a René.

Al Almería se le ponían las cosas difíciles, todo cuesta arriba. Entre Enmanuel Apeh y Aly Mallé, el equipo rojiblanco se salió de un partido al que los de Lucas Alcaraz llegaron con dudas, sin pausa para tratar de superar a un Lorca que se defendía bien y que utilizaba a ambos jugadores para salir en velocidad para hacer daño. En el 20, un disparo de Noguera no acabó en gol porque el albiazul disparó flojo a las manos de René.

Fútbol discreto

Lo cierto es que al Almería le faltaba quitarse el cartel del discreto fútbol que realizaba para tratar de manejar un partido que estaba en las manos de un Lorca mejor plantado sobre el terreno de juego, que obligaba al equipo de Lucas Alcaraz a sacar el balón con los centrales, consecuencia también de ser más consciente que la UD Almería de lo que se jugaba. Y lo cierto es que por las bandas, ni Gaspar Panadero ni Pozo habían aparecido. Lucas Alcaraz puso a calentar a la media hora a Lass y Fidel Chaves.

Lo cierto es que el Lorca lo intentaba más que un Almería atorado cuando llegaba a las cercanías del área, sin probar fortuna desde fuera. El cuadro lorquino lo buscó por medio de Javi Muñoz, en el minuto 40. Su fútbol sencillo, pero bien hecho, llegó en el 42, tras una acción de Aly Mallé por banda derecha, aprovechando la ‘debilidad’ de Nano, con una tarjeta, para disparar y forzar a René que despejó el disparo con la zurda del jugador maliense, en la última acción de una primera parte gris de la UDA, como consecuencia de la incomodidad con la que actuó, obligado por la propuesta del conjunto de Fabri.

Al ataque

Lucas Alcaraz no esperó tiempo para hacer los cambios. El Almería fue más vertical con la salida de Lass Bangoura, en lugar de Mandi, y de Pablo Caballero, por Edoardo Soleri, cambiando el dibujo, rompiendo el trivote para jugar con Lass y Gaspar por las bandas, con Pozo, por detrás de Caballero, en busca de un cambio de dinámica. Lo encontró rápido. La acción nació en un balón recuperado en el centro del campo, Pozo condujo, se la pasó a Gaspar Panadero, que se pegó a banda izquierda, y la puso al primer palo para que Pablo Caballero se anticipara a su marcador y empatara.

Empezaba un partido diferente, con un Almería más vertical, además por ambas bandas, y los delanteros rompían su divorcio con el gol. Era el tercer tanto de un jugador de esa demarcación en lo que va de campeonato. Las anteriores, en la primera jornada, también por Caballero, y por Juan Muñoz, frente al Tenerife.

El gol dio vida a la UDA, más metido en el partido ante un Lorca al que le entraban las dudas. Sin embargo, pasada la hora, se restableció del golpe y Noguera, en el 62, buscó sorprender a René Román con un disparo desde la frontal, que se marchó fuera ajustado al palo izquierdo.

Aly Mallé seguía haciendo de las suyas. Era un peligro constante que requería de una atención especial. Fabri, sin embargo, optó por quitarlo para dar entrada a Nando, otro jugador importante del conjunto lorquino, al que el empate no le valía y el campo se volcó en favor de los locales que empujaban ante una UD Almería tirada atrás por obligación.

'Alcarazazo'

Pero en la primera que tuvo arriba, el Almería intentó cerrar un partido roto. Caballero se peleó con su par en la frontal del área del Lorca. Su caída al suelo acabó en falta, situada casi en la línea con el palo derecho de la meta lorquina. Como ante el Granada, Rubén Alcaraz la puso por donde Dorronsoro no pudo llegar para poner el partido a favor. De todas formas, el empate estuvo cerca, en el 84. Fue una falta lanzada por Javi Muñoz desde la derecha, el balón le cayó a Peña, pero en su perfil diestro cuando es zurdo, y con toda la portería para él la mandó fuera.

Y aún tuvo más por medio de Nando, que centró un par de balones que se pasearon por la frontal del área pequeña, pero que no condenaron a los almerienses, que con la victoria salen del descenso una semana después de entrar, un triunfo en un partido que pasó de ser gris casi oscuro a blanco radiante, pero con matices.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos