Almería B

El Almería B cae por ansiedad

Guirao, que dio el centro del gol, controla el balón ante Armando. /FELIPE ORTIZ
Guirao, que dio el centro del gol, controla el balón ante Armando. / FELIPE ORTIZ

La UDA B se adelantó al Real Murcia en el primer minuto, pero sucumbe presa de sus errores

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERAALMERÍA

Vuelta a la realidad, que no menos cruda que la recogida después de los dos últimos resultados, en los que el Almería B no pudo ganar, pero tampoco perdió. Lo cierto es que ayer, ante el Real Murcia, volvió a sufrir y 'reencontrarse' con las derrotas por no saber gestionar la confianza con la que se encontró en la primera jugada del partido. En ella, el conjunto rojiblanco logró adelantarse en el marcador para augurar un mejor panorama. Sin embargo, la incómoda salida de balón y un error en ella de Urri puso el partido en favor del Real Murcia con un gran Dani Aquino.

Autor de los dos primeros goles, su intervención en el juego posicionó el campo a favor de los suyos ante un Almería B, impreciso, precipitado y sin capacidad para hacer sufrir al rival. Con el paso de los minutos y oliéndose el final, lo intentó el equipo de Esteban Navarro, pero se fue tanto arriba, que dejó espacios y, por la banda izquierda, el cuadro pimentonero terminó sentenciando el partido.

Enchufados

Partido de nervios por las malas rachas de unos y otros, el Almería B fue el que se lo tomó mejor. El filial, más metido, aprovechó la primera llegada al área pimentonera para afrontar el partido con más tranquilidad. En el minuto 1, un saque de banda sobre Guirao acabó con centro de este al segundo palo y Alberto Toril, atento, consiguió inaugurar el marcador.

El filial rojiblanco, con un presión alta para perjudicar la salida de balón del Real Murcia con búsqueda del exrojiblanco Álex Corredera, siempre tuvo el control del partido, robando e impidiendo que el cuadro dirigido por Manolo Herrero, demasiado blando en tareas defensivas, dispusiera de llegadas ante el marco defendido por Albert Batalla.

En el 13, tocó mejor el cuadro murcianista, fue como consecuencia de una buena incorporación de Forniés, impreciso en defensa, que puso un buen centro al área que Dani Aquino no enganchó demasiado bien y su disparo al centro no tuvo problemas para detenerlo el cancerbero rojiblanco, Albert Batalla.

Demasiado cómodos

Aunque la pelota la movía bien el Almería B, la excesiva confianza en el movimiento de balón atrás provocó un error gravísimo por parte de Urri, presionado por Dani Aquino, que concedió al delantero pimentonero la ocasión para que entablara el partido, tras buscar el espacio ante la salida de Albert Batalla, que intentó cerrar su portería y provocó un paso al frente del Real Murcia, que obligó a cambiar la estrategia, en la salida del balón, del conjunto de Esteban Navarro.

De hecho, en el minuto 23, el Real Murcia estuvo cerca de lograr la remontada en un disparo envenenado de Dani Aquino que se fue al larguero, tras tocar en un defensor y despejarla Albert Batalla. Chumbi consiguió marcar, pero lo hizo en fuera de juego y Escriche Guzmán dejó sin validez la jugada.

El conjunto indálico perdió la confianza y el balón, su comportamiento más impreciso, supo manejarlo el Real Murcia, con Álex Corredera en la sala de máquinas y empezó a crear peligro, disponiendo de más llegada, aunque no de acierto en el último pase para dar pase a una última fase de la primera parte en la que el fútbol se equilibró un tanto, con menos llegada por ambas partes y el balón en el centro del campo.

Más trabado

No cambió el decorado en el inicio de la segunda parte, pero sí es cierto que la lesión de Guirao, que estaba proponiendo entre líneas, provocó la entrada de Iu Ranera. En el minuto 49, el Murcia estuvo cerca de lograr la remontada, en una acción de Alfaro, por banda derecha, con centro al segundo palo y remate de Josema, que se marchó fuera.

El partido se tornó más trabado, con faltas y menos ritmo. Sin embargo, el campo estaba ligeramente 'volcado' en favor del conjunto pimentonero, con algo más de presencia arriba, pero sin acierto en el último pase. El Almería B, sin chispa, fue presa de las indecisiones para no disponer de llegadas al área defendida por el equipo de Manolo Herrero, con más presencia y más control del partido.

Este se plasmó, en el 67, con una gran internada por banda derecha de Josema y un perfecto centro al corazón del área que aprovechó Dani Aquino para, de un rotundo remate de cabeza, poner a los pimentoneros con ventaja en el marcador.

Y aún pudo llegar otro, en el 72, en una acción de lanzamiento de falta de Álex Corredera con pase para Manel, que había entrado hacía bien poco, y su remate fue atajado por el cancerbero de la UD Almería B, que la tuvo en el 78, en una acción de Darío Guti, con el que el filial generó llegadas, Este entró por banda derecha y dio pase atrás que Lin, demasiado lento en la ejecución, vio cómo su disparo tocó en un defensor y se fue a saque de esquina. A la salida, en el tercer saque de esquina consecutivo, Javi Pérez se encontró con el palo derecho de la meta de Mackay.

El Murcia, a partir de ese instante, no quiso jugar, pasando sus jugadores más tiempo en el suelo que jugando. De todas formas, aplicó criterio para sentenciar, en el 86, con un gran centro, de nuevo, de Josema que remató Julio Delgado, desde la frontal del área, al recoger el rechace de Albert Batalla, que salió para evitar que el centro llegada a su destinatario, cerrando de este modo el encuentro.

 

Fotos

Vídeos