Almería B

El Almería B se ahoga en la orilla

El rojiblanco Javi Moreno intenta irse de Javi García, en un partido de mucho trabajo. /AGENCIA LOF
El rojiblanco Javi Moreno intenta irse de Javi García, en un partido de mucho trabajo. / AGENCIA LOF

Los rojiblancos, 60 minutos en inferioridad, perdieron en el 94, después de adelantarse en el 71

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERAALMERÍA

El Almería B murió en la orilla en un partido en el que en la primera parte no hizo méritos para marcar, pero tampoco para encajar gol en contra. El equipo dirigido por Esteban Navarro, muy ordenado en defensa y empeñado en no encajar gol, consiguió cortocircuitar los intentos de un Ibiza que tuvo el balón, pero careció de llegada a la portería defendida por Albert Batalla y eso que el filial se quedó en inferioridad en el minuto 31, por un penalti cometido por Damián, que fue expulsado, y que no acertó a convertir Chavero por la buena intervención del cancerbero rojiblanco. Aun jugando con uno menos, el conjunto rojiblanco no sufrió en esa pelea.

En la segunda parte, le 'echó cara' al asunto y, aunque careció de llegadas, mantuvo el control de las intentonas rivales, respondiendo con alguna ocasión a las propuestas por el cuadro pitiuso. Darío Guti, en el minuto 71, permitió soñar con un gol que nació en un balón al área de Urri. Sin embargo, Cristian Herrera no tardó en poner las tablas para preparar un escenario diferente. Empujó el Ibiza, se defendió el Almería, pero un fallo de marca sobre Iosu Villar le permitió a este cabecear a la red un centro de Candelas, cuando al partido no le quedaba oxígeno ni lugar para la reacción.

Sin balón

El Ibiza fue quien tuvo el balón de salida, moviendo el balón con rapidez ante un filial rojiblanco que intentó salir a la contra, defendiendo en su propio terreno de juego y tratando de aprovechar el robo de balón. Sin embargo, no lo tuvo, las pérdidas alimentaron las llegadas del conjunto pitiuso, sin inquietar, eso sí, a Albert Batalla en los primeros minutos del duelo, con un par de acciones a balón parado.

Los rojiblancos, sin salida y pertrechados en su mediocampo buscando no encajar, no tuvieron capacidad de inquietar a una UD Ibiza que intentó sacar el balón controlado desde atrás, también con el fin de conseguir que los de Esteban Navarro salieran de su propio terreno de juego y buscar espacios por los que crearle peligro, algo que lo hizo con intensidad y sin sufrir. En los primeros 20 minutos, no hubo ni una sola llegada de los rojiblancos.

El conjunto de Andrés Palop siguió empujando, con entradas por ambas bandas por medio de Fobi y Candelas, sobre todo de este por el flanco izquierdo, y forzando saques de esquina, sin encontrar la fórmula para desmadejar la tela de araña planteada por los rojiblancos, que se mostraron muy seguros en tareas defensivas.

Penalti y expulsión

Lo tuvo el conjunto pitiuso, en el 31, en el que Damián hizo un 'paradón' a un disparo de Miguel Núñez y el árbitro valenciano no dudó en señalar la pena máxima, acarreando además la expulsión del lateral zurdo rojiblanco, Damián. Esta, lanzada por Calero, no encontró lo que buscaba. Lo intentó hacer a 'lo Panenka' y Albert Batalla adivinó las intenciones, quedándose en el centro, y deteniendo el penalti, convertido hasta el momento en la única acción de peligro de los ibicencos.

El Almería B, con un jugador menos, peleó como pudo. Esteban Navarro sacrificó a Dani Albiar para no perder los cuatro hombres detrás, introduciendo a Urri. Más seguro, el filial buscó la salida, sobre todo por banda izquierda. En el 44, estuvo cerca del gol, pero las dos acciones acabaron en saque de esquina, terminando la primera parte en campo contrario.

Más defensa

De salida, en la segunda parte, el Almería B reforzó el planteamiento defensivo, con dos líneas de cuatro muy juntas y solo Darío Guti arriba. Fran Callejón, en el 54, disparó a las manos de Lucas Anacker, en una llegada tímida rojiblanca y, un minuto después, el disparo de Ángel Rodado, después de un buen centro desde la derecha de Javi Serra, se fue fuera cuando lo tenía todo para marcar.

Impreciso el Ibiza, Palop optó por dar entrada a Armenteros en lugar de Chavero. Sin embargo, fue Iosu Villar el que, desde lejos, intentó fortuna con un disparo envenenado que atajó sin problemas Albert Batalla, en el minuto 64, cuando la UD Ibiza empezó a mover el balón más rápido y llegando a las inmediaciones del área defendida por los rojiblancos, que refrescaron por banda izquierda con la entrada de Sergio Pérez en lugar de Lin, con gran trabajo.

Darío Guti, en la primera salida franca a la contra de los rojiblancos, aprovechó un centro desde la derecha de Urri, que no despejó bien la defensa del Ibiza, para adelantarse en el marcador de un partido que cambió entonces. El Ibiza intensificó su llegada al área almeriense. En el 75, lo buscó por medio de una falta de Armenteros, pero fue en el 76 cuando un balón dividido lo aprovechó Cristian Herrera, que había entrado de refresco, para poner las tablas.

El Almería B se soltó en los últimos minutos, viendo la posibilidad de sacar tajada. Así, en el 87, la tuvo Alberto Toril, que entró en lugar de un Darío Guti que hizo un gran trabajo como primer defensor rojiblanco. El disparo del delantero rojiblanco lo atajó, aunque con complicaciones, Lucas Anacker.

El Almería B doblegó esfuerzo para defenderse, pero no consiguió alejar el balón de su área. En el minuto 93, Germán Sáenz pudo sentenciar, pero en una acción que pudo ser penalti fue sacado por Igor Engonga cuando entraba y, en el 94, Iosu Villar sí consiguió rematar un centro desde la izquierda de Candela para batir a Albert Batalla -cuando había otro balón en el campo- e impedir que el filial sumara un punto, después de luchar contra muchos impedimentos.

 

Fotos

Vídeos