Almería B

El Almería B abre el telón de una Liga difícil

Guille Lara, una de las novedades de esta temporada en el filial. / J. J. AGUILERA
Guille Lara, una de las novedades de esta temporada en el filial. / J. J. AGUILERA

El filial rojiblanco reaparece en el Mediterráneo, en Segunda División B, dos temporadas después, con la visita del Marbella, un aspirante al ascenso. Javi Pérez, por lesión, es la única baja en los de Esteban Navarro para recibir a un rival que llega con cuatro exjugadores rojiblancos en sus filas

JOSÉ GABRIEL GUTIÉRREZ ALMERÍA

El filial rojiblanco reaparece hoy en el Estadio de los Juegos Mediterráneos como equipo de Segunda División B recibiendo al Marbella FC. Lo hace poco más de dos años después de su último partido como local en la citada categoría. Fue en el Campo de la Universidad, con derrota (0-1) ante el Betis Deportivo, en mayo del 2016, en la penúltima jornada de la Liga 2015/16 y ambos filiales descendieron a Tercera División. En la UD Almería B militaban entonces dos jugadores que hoy 'vuelven' con Marbella FC, casos del defensa José Cruz y delantero Álvaro Montero.

Pero esa página quedó cerrada para el filial y desde hoy se abre otra. Llega a la misma con una plantilla en la que impera la juventud, las ganas de triunfar para dar al salto al primer equipo y la demostración de buenas hechuras. Como primer rival, la visita de un rival que fue campeón de Liga en el Grupo 4 la pasada campaña y que, tras el infructuoso intento de ascenso a Segunda División, quiere volver a intentarlo.

Una baja y dos dudas

El campo de la Vega de Acá albergó durante la mañana de ayer la sesión de entrenamiento del filial previa al partido de hoy. El repaso final a los aspectos tácticos y estratégicos fue la nota predominante en el trabajo dirigido por Esteban Navarro, en el que se produjeron las ausencias de Iván Martos y Sergio Pérez, que se ejercitaron con el primer equipo.

La única baja por lesión en la UD Almería B es la del defensa Javi Pérez, que como en el último partido de la pretemporada jugado en Linarejos figura como descartado por ese motivo. El resto de jugadores está disponible y la convocatoria inicial abierta a todos los componentes del equipo, entre ellos algunos de los juveniles que están jugando habitualmente en los envites del filial previos al campeonato de Liga.

Diferentes objetivos

Esteban Navarro, entrenador de la UD Almería B, opinó ayer que el equipo llega en buen momento al inicio del nuevo curso tras una pretemporada algo atípica. «Ha sido complicada en cierto modo por los motivos conocidos de no poder disponer de todos los jugadores por las necesidades del primer equipo. De otra, por los problemas de campo para entrenar. Se han ido superando y el equipo ha ido a más y está con ganas de empezar la Liga con buen pie», manifestó.

Un inicio liguero complicado ante un rival del que resaltó que es uno de los candidatos al ascenso. «Es cierto que ha tenido muchas bajas en relación a la pasada temporada, pero se ha reforzado con jugadores de nivel y calidad similar al de la pasada Liga. Ha formado una plantilla con mayoría de jugadores con mucha experiencia en la categoría y vuelve a tener como objetivo el estar en la lucha final por el ascenso». Ofrecer la primera victoria del campeonato que para el filial comienza hoy lo señaló como objetivo. «Comienza una Liga muy fuerte, con mayoría de equipos mirando al playoff. Nuestros objetivos no son otros, además de formar jugadores para el primer equipo que los de ir marcándolos jornada a jornada. El más inmediato es el que jugamos contra un equipo que su meta la tiene definida y como obligación», comentó.

Por su parte, Padilla, entrenador del Marbella FC, que va a dirigir su primer partido oficial en Segunda División B, declaró que los suyos acuden al envite con la intención de anotarse la primera victoria de la temporada, aunque reconociendo que el filial almeriense será un equipo complicado. «Viene de una buena dinámica, tras una racha positiva y haber logrado el ascenso, además mantiene el bloque de la pasada campaña». Sobre las intenciones de ganar en Almería señaló que le gustaría hacerlo ofreciendo una buena imagen. «Para nosotros es importante hacer un buen partido y el reto será ir superándonos jornada tras jornada, pero para nosotros es muy importante cómo conseguimos el resultado. Tampoco nos vale hacer partidos buenos sin resultados positivos», declaró.

Otra vez mirando al playoff

Renovación casi total en el Marbella FC para la temporada que inician hoy con el mismo objetivo clasificatorio del pasado curso, que no es otro que estar en la lucha por el ascenso a la Segunda División. Los cambios habidos en la plantilla marbellí son extensivos, además de al cargo de entrenador a todas las líneas del equipo que continúa siendo presidido por el empresario ruso Alexander Grimberg, desde hace años afincado en Marbella.

Los nuevos componentes son el guardameta Godino, procedente del Albacete Balompié; los defensas Ismael Gallar, del Rápido de Bouzas; Rafa Muñoz, del Atlético de Madrid B; Lamine N'Diaye, del equipo italiano del Brescia, y José Cruz, exjugador de la UD Almería B en la Liga 2015/16 que procede de la AD Mérida. En el centro del campo, las incorporaciones de Hakim, del Talavera CF; Manu Molina y Elitim, ambos del Granada CF de División de Honor juvenil; Elías, de la B. Linense y Mustafá, de la UD Melilla, además de los delanteros Juanma García, del CD Badajoz, y tres exjugadores de la UD Almería B, casos de José Ramón, Álvaro Montero y Jesús Sillero. De la pasada temporada siguen el guardameta Wilfred; los defensas Lolo Pavón, Mario Enríquez y Marcos Ruiz; los centrocampistas Javi Moreno, Álex Bernal y Añón, además del delantero Chus Hevia, aunque este último se ha visto obligado a dejar la práctica del fútbol debido a una grave lesión de rodilla sufrida el pasado febrero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos