UD ALMERÍA

Alfonso García vende el Almería

Alfonso García gesticula durante una comparecencia ante los medios de comunicación. / J. FOLQUÉ

Ya hay acuerdo para el traspaso de acciones a un grupo suizo que se hará oficial esta próxima semana. La paralización de fichajes y salidas en los últimos días viene provocada por la venta y a la espera de la llegada de los nuevos dueños a la casa rojiblanca

JORDI FOLQUÉALMERÍA

La era de Alfonso García en la UDA toca a su fin. La venta es un hecho y solamente hace falta que se haga oficial. Si se cumplen los plazos previstos por parte de los actuales rectores y de los nuevos dueños, el traspaso de poderes del actual propietario de la entidad rojiblanca al grupo inversor que se hará cargo del club sucederá en los próximos días. En principio, esta semana que comienza mañana o, si todo el papeleo se retrasa, la siguiente. Pero no más del 10 de agosto. La venta de la entidad es lo que ha provocado que, desde hace una semana, en la dirección deportiva se esté, en materia de fichajes y salidas, en 'punto muerto'. Desde que el equipo pisó La Cala de Mijas (Málaga), el Almería no ha anunciado ninguna contratación (Lucien Owona ya estaba fichado aunque se incorporó más tarde) ni tampoco ninguna salida. Y eso que Luis Miguel Ramis, técnico del primer equipo, ha estado trabajando con más de 25 jugadores durante este periodo de tiempo. Ayer jugaron su tercer partido amistoso de pretemporada. ¿El último con Alfonso García como presidente? Todo indica que el último antes de vender.

El empresario murciano pondrá así fin a 14 años al frente de un club al que llegó en junio de 2003. Adquirió, en la ampliación de capital que se tuvo que hacer al ascender a Segunda B, casi el 50% de las acciones totales, toda vez que fue casi el único que adquirió esas acciones que se pusieron a la venta para la ampliación. Con ese montante, pocas semanas después llegó a un acuerdo con los que eran máximos accionistas hasta ese momento, encabezados por Guillermo Blanes, para quedarse con, prácticamente, el 95% de todo el club. Un porcentaje que sigue siendo suyo y que, a día de hoy, ha firmado para su venta a un grupo inversor suizo que ha visto en la UDA un buen comienzo para su llegada a la provincia de Almería.

Según diversas fuentes, este grupo también se encuentra negociando con Cajamar la adquisición de La Envía Golf. Los problemas económicos que viene arrastrando la urbanización en los últimos años, que provocaron su 'venta' a la entidad financiera almeriense, podrían solucionarse con la llegada de los mismos propietarios que han firmado el documento de compra con Alfonso García y la UDA.

El hasta ahora dueño del club rojiblanco ha venido manifestando desde hace meses que solamente vería bien vender su paquete de acciones, el que maneja su familia, si la oferta que le llega permitiría el crecimiento claro de todo lo que representa la UDA. Tras varios intentos, más o menos ciertos, en los últimos meses, García ha decidido por fin la venta del Almería. El constante rumor sobre su salida de la que ha sido parte de su entramado empresarial no era más que una estrategia para decir claramente, sin decirlo, que estaba dispuesto a una negociación. Se ha hablado de reuniones que no han existido. De ofrecimientos que no salieron nunca de ser una mera especulación. Hasta que, hace unas semanas, el empresario se sentó con alguien que sí estaba realmente interesado en hacerse con el control del club rojiblanco.

Las dos partes querían llegar a un acuerdo, algo que hasta la fecha no sucedía con Alfonso García. Así, el dueño de la UDA vio con muy buenos ojos el ofrecimiento que le estaba llegando. Siempre superior a los 20 millones de euros en dinero y otras cláusulas que se deberán cumplir por parte de los nuevos rectores que lleguen en los próximos días para hacerse cargo del Almería. La continuidad tanto de Alfonso García Piñero como de Lorena García, hijos del hasta ahora dueño, es una de ellas y podrían seguir en algún puesto no especificado en la negociación de la venta.

Los que sí pueden continuar son los 'almerienses' que hay en el Consejo de Administración. Saben, por experiencia en otros clubes que han cambiado de dueño y que no han dejado a nadie de la 'tierra', que se ha perdido el contacto con la sociedad. Que sí ha entrado más dinero, pero no se ha contado con los mimbres que pueden hacer que un nuevo proyecto tenga caras conocidas para los aficionados, cada vez más reacios a la llegada de inversores en el fútbol español. Incluso, cabe la posibilidad que el presidente o un portavoz cualificado sea almeriense. Otro aspecto que deberán negociar cuando se instalen en Almería y 'conozcan' a las fuerzas vivas de la sociedad.

En el aspecto deportivo, como todo grupo que llega nuevo a una empresa, quieren instalar sus ideas lo más rápido posible. Saben que quedan tres semanas para el inicio del campeonato liguero y un mes para cerrar el periodo de fichajes. Un aspecto clave y que, de cara al aficionado, desean comenzar con nombres que ilusionen a los seguidores rojiblancos y puedan dar un salto de calidad a la plantilla entrenada, por ahora, por Luis Miguel Ramis. De ahí que ayer saliera, de nuevo, con fuerza el nombre de Ortuño como el delantero que aterrizará en el Estadio de los Juegos Mediterráneos como estandarte. Eso sí, lamentan que Dani Romera se hubiera escapado al ser el Cádiz más rápido en la negociación.

No es que se trate de que desean 'repatriar' a almerienses porque sí. Desean contar con un bloque de calidad para buscar, primero, no pasar apuros en la categoría y, sobre todo, mirar hacia los puestos altos de la clasificación. Los nuevos rectores desean, según ha podido saber IDEAL, cerrar lo antes posible todo el papeleo para que en el inicio de la campaña de los nuevos abonados (jueves) poder recibir la ilusión de los seguidores.

Más

Fotos

Vídeos