UD ALMERÍA

Alfonso García se sincera

Alfonso García se sincera

El presidente rojiblanco aclara que Pozo no saldrá si no llegan con 2 o 2,5 millones de euros y no entiende «qué mal le he hecho yo a Almería para que se metan con mi persona»

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERAALMERÍA

Alfonso García expuso hoy, a través de UDA Radio, todo lo que piensa sobre el club al que preside. Se sinceró, habló de futuro, sobre todo de lo que está por venir. No dio más nombres que el de Fran Fernández, que es el que, en gran medida, tendrá la responsabilidad de confeccionar una plantilla que está sujeta al control financiero que marca la Liga de Fútbol Profesional y a la suerte. Esta no es la mejor acompañante cuando la ilusión de la afición es, cuando menos, no sufrir o estar arriba. El máximo accionista de la UD Almería desearía estar «en Primera antes que en Segunda División», pero es consciente de que, a día de hoy, aunque deja frases sueltas como la de «a ver si tenemos esa fortuna de estar arriba», la situación del equipo no es para buscar esa gloria. «Estando en Liga de Fútbol Profesional creo que es un objetivo importante y que tenemos que apostar e ir de la mano todos para llegar a ese objetivo. Con eso me doy por satisfecho y no llegar al último partido jugando ser equipo de Liga de Fútbol Profesional o no. Preferiría estar salvado cinco partidos antes, pero el objetivo es estar en Liga de Fútbol Profesional porque estamos viendo la cantidad de equipos que va a haber en Segunda División que son equipazos y hasta de finales de Primera y este año si miramos es que estamos viendo equipos que llevan muchísimos años en Primera».

Alfonso García habló de la venta, de la de Pozo y de la del club. Uno puede que sea el activo más importante que tiene la entidad, el otro es el patrimonio familiar. «Pozo es un futbolista de la UD Almería en estos momentos, hasta que no se demuestre lo contrario» y el que lo quiera tiene que 'rascarse el bolsillo'. «Pozo para nosotros es importante. «Si no viene esa oferta, que tiene que estar entre dos millones y 2,5 millones de euros, no me gusta hablar de dinero, pero en este aspecto quiero matizar un poquito, si no viene esa cantidad no puede salir». Del club, «si hay alguien que quiera, que tenga posibilidades económicas, que sepa más, que quiera más, que pueda más y pueda hacer el club más grande, si está me encantaría que sucediera. Eso no se ha dado y si no se ha dado hay que estar esperando y darle tiempo al tiempo, si eso se llegará a producirse, que no sé si se llegará a producir. Hay gente que llama, pero no me merecen confianza y no voy a hacer la operación porque puede ser bueno en el momento, pero puede ser un problema de futuro tanto para la UD Almería como para mis empresas y mi persona y no lo voy a hacer», explicó de forma tajante.

Incomprendido

No dudó en poner hincapié en el asunto del traspaso del club. No entiendo por qué tiene que ser noticia algo que no se ha producido. «No sé por qué los que están intentando que eso sea así dicen falsedades. Es mentira, no se ha producido nada. Cuando se produzca yo seré el primero que haré una rueda de prensa, presentaré a esa persona, a ese grupo o esa sociedad. No sé por qué siempre está el run run, cuando no hay nada. No hay nada encima de la mesa que sea fiable». Además, aseguró que le gustaría que se produjera esa operación, «que el Almería fuera un equipo más importante, que vinieran futbolistas más importantes como antes vinieron, pero yo ahora mismo no puedo porque mis condiciones económicas son otras. El mundo funciona así y no se puede hacer lo que uno quiera, sino lo que uno pueda».

El máximo accionista considera que esta situación no beneficia a la entidad, del mismo modo que considera que hace muchísimo daño. «Muchísimo porque hay empleando, gente trabajando. «La UD Almería tiene más de cien personas trabajando en el club. Yo firmo todos los meses más de cien nóminas entre futbolistas del primer equipo, filial, bases, empleados. Parece que solo hay una persona, pero es una sociedad anónima deportiva que todos los meses tiene que pagar su IVA, nóminas, IRPF, con derechos y obligaciones y hay que dejarla tranquila. Llevo 16 años aquí y qué mal le he hecho yo a Almería para que se metan con mi persona».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos