UD Almería

Alfonso García marca el camino de los fichajes con el ejemplo de Luis Rioja

Miguel Ángel Corona (director deportivo), Luis Guillén (consejero) y Alfonso García (presidente), presenciando el entrenamiento./UDA
Miguel Ángel Corona (director deportivo), Luis Guillén (consejero) y Alfonso García (presidente), presenciando el entrenamiento. / UDA

El presidente de la UDA insiste en que se buscan jugadores que hayan destacado en Segunda B y que puedan 'ascender'

JORDI FOLQUÉ ALMERÍA.

Alfonso García, presidente de la UDA, está en Marbella siguiendo la segunda de las concentraciones que el equipo está desarrollando en esta pretemporada. Ya estuvo en Pinatar y, en principio, la duda es si estará en tierras malacitanas hasta el próximo martes o se marchará antes. Durante el tiempo que esté, el actual máximo mandatario rojiblanco quiere dejar todo lo más perfilado posible para el futuro de la entidad. Con fichajes todavía por hacer antes de que se inicie el curso el viernes 17 de agosto en el Ramón de Carranza de Cádiz. Con varios aspectos internos para que el club busque recuperar viejos laureles en la Liga 1|2|3.

Ayer fue un buen ejemplo de lo que es el 'nuevo' Almería. El que ha venido resaltando desde que acabó el pasado ejercicio y todo, por ahora, sigue igual. Un cambio radical en cuanto a la mentalidad de las contrataciones que se han realizado. Y, por lo que dijo, aprovechando la presentación de Luis Rioja, lo que será hasta que tome una decisión distinta a la de seguir al frente del club.

Alfonso García puso a la última de las incorporaciones presentadas como el ejemplo de lo que es el Almería. Recordando, una vez más, la falta de recursos económicos del club, el dueño insistió en que deben mirar a la Segunda B principalmente. También a futbolistas que no hayan destacado en el fútbol profesional. «No podemos llegar», dijo, por el aspecto económico a intentar fichar profesionales que se han creado un nombre en la categoría y que cuentan con buenas ofertas.

De ahí que, con Luis Rioja a su lado, mirara al jugador procedente del Marbella como intentando recuperar lo que ha sido el club en la última década. Lo que, en los últimos años, ha permitido hacer traspasos que han logrado que la economía profesional de Alfonso García no se haya resentido tanto. Siendo más un 'sucesor' de los Aleix Vidal o Quique González, fichados de Segunda B, que otros que llegaron con más nombre.

Ejemplo para mejorar

«Ha demostrado ser un gran jugador en Segunda B. Ahora debe mostrar su calidad en Segunda A y que la categoría se le queda corta». Una afirmación que la hizo como un objetivo para el extremo zurdo. Como se la podía haber dicho a Corpas o a Adri Montoro. Dos de los que también han llegado esta campaña de Segunda B.

Sin olvidar a los propios de la cantera de la UDA que, como mínimo, han jugado un año en el filial y que, ahora, están a las órdenes de Fran Fernández. No solamente los Sekou y Chema, que tienen ficha con el primer equipo y que se deben ganar la confianza del técnico y del club en el fútbol profesional tras haber destacado en Tercera, con ascenso incluido al Grupo IV.

El cuerpo técnico, por su parte, sabe que es la actual filosofía del club, pero de la misma manera quisieran contar con unos próximos fichajes (entre tres y cuatro) que tengan más experiencia en el fútbol profesional. Los que deben marcar el camino en una campaña que, como ya se han venido encargando de recordar desde la propia UDA, será «muy dura».

Porque, de todos los fichajes realizados, Álvaro Giménez es el único que ha superado los 100 partidos en la Liga 1|2|3. Muy distinto a lo que fichó la UDA en campañas anteriores. La duda, ahora mismo, está en si los que tienen que llegar cumplen más el perfil del delantero procedente del Alcorcón o son, de nuevo, apuestas decididas de futuro como el propio Luis Rioja.

Lo que sí es claro es que será complicado que el actual Almería pague un nuevo traspaso, tras el realizado para la contratación del extremo zurdo. Sin haber reconocido cantidades, el pasado verano por el único fichaje que hubo que pagar una compensación económica fue para la contratación de Owona (Alcorcón), por el que la UDA pagó 70.000 euros.

Lo que resta todavía por llegar, sin que nadie más salga del equipo, es un extremo, un pivote y, sobre todo, un delantero para certificar la salida de Pablo Caballero. Se sigue esperando que el argentino acepte alguna propuesta y rescinda el año de contrato que le queda. Sin olvidar la lesión de Samu de los Reyes. Aquí, de llegar, sí sería una opción de futuro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos