UD ALMERÍA

Alcaraz respeta a la Cultural, pero el Almería debe imponer su sello

Alcaraz respeta a la Cultural, pero el Almería debe imponer su sello

El técnico de la UD Almería asegura que para mañana «tenemos que intentar pensaren nosotros mismos, respetando lasvirtudes del rival»

JUANJO AGUILERAALMERÍA

Está claro que cuanto más te parezcas a tu mejor versión, en fútbol, más cerca estará la victoria. La que se pueda conseguir esta tarde, desde las seis, no es ni más definitiva ni menos que una derrota o un empate. Lucas Alcaraz mira a los 50 puntos, que es lo que permitirá dejar de tener el agua al cuello, como el principal objetivo y lo de mañana es un paso más, pero no concluyente. Si se consigue será ante un rival que busca el mismo objetivo, «un equipo que lleva con el mismo entrenador dos años, con una dinámica buena y todos los partidos tienen su complejidad por algo en concreto. Este equipo, si se le deja correr, si entra mucho en contacto con metros de sus hombres importantes te puede hacer daño porque tiene esa cualidad».

Ante esa tesitura, el entrenador rojiblanco tiene claro que la victoria frente a la Cultural Leonesa pasa por el hecho de «intentar pensar en nosotros mismos, respetando las virtudes del rival y hacer un partido lo más completo posible en cada faceta de juego». Es uno de los aspectos fundamentales para conseguir ‘meterle mano’ a uno de esos equipos calificados como ‘puñeteros’ porque en minutos pasan de estar ‘muertos’ a resucitar y poner en tela de juicio el triunfo de uno de los equipos grandes de la categoría.

Un melón por abrir

El técnico rojiblanco dijo desconocer cómo será el duelo. «Es difícil adivinar como se va a dar el partido», dijo. Sin embargo, era consciente de que «si tienes claro en cada faceta del juego y en cada momento del juego cómo quieres resolver la situación, si te pareces a eso, estarás cerca de ganar porque estarás cerca de hacer las cosas bien».

Pero habrá que mirar también al rival porque tiene virtudes que pueden hacer que el duelo se decante a su favor, con especial atención a las salidas de balón con rapidez de la Cultural. Sin embargo, no es diferente a lo ya vivido. «Lo mismo pasó con Osasuna o Sevilla. Las cosas que debemos hacer bien y las cosas que evitar son parecidas para todos los partidos, independientemente de las fortalezas del rival. Los errores en campo propio te penalizan independientemente de quién sea el rival».

Para él, el equipo de Rubén de la Barrera tiene aspectos importantes. «El rival es un equipo reconocible porque lleva dos años con el mismo entrenador, trabaja de una manera muy concreta, con un fútbol atractivo» para un encuentro que el Almería lo afrontará «pensando en cada partido, en cada oportunidad de aumentar la cifra de puntos hasta llegar a los 50, intentando estar lo más centrados posible en el trabajo y sabiendo que el partido de mañana va ser complicado, como todos, pero este especialmente porque es el que estamos afrontando».

Será intenso, más si cabe conforme se acerca el final de la competición. «Está claro que conforme avanza la competición los partidos siempre son más intensos y no son un partido más, sino uno menos que va quedando, y cada partido hay que disputarlo con la máxima deportividad, pero también con la máxima intensidad. Cuanto más nos acerquemos al mes de junio más intensidad habrá en los duelos porque es así».

Los 50 puntos

A pesar de que la victoria puede catapultar al equipo en la clasificación, pues se pondría con siete puntos y el golaveraje con el descenso, Lucas Alcaraz fue tajante. «Pienso en el principio del partido. Fundamentalmente de tener tres puntos más», porque con tantos años de experiencia sabe que «si luego ganas uno y pierdes cuatro, por mucho que..., te van cogiendo otra vez. Hemos llegado a tener cinco puntos y hemos llegado a casi estar dentro otra vez».

Lo importante para él es «llegar al horizonte de los 50 o 51 puntos» y que hasta entonces «todo van a ser circunstancias intermedias que si las resolvemos intentando puntuar o ganar todos los domingos es lo mejor, es bastante llamativo por la situación de la tabla, pero no va a ser definitivo en ninguno de los tres resultados. Esperemos que ganemos o empatemos, pero no va a ser definitivo en ninguno de los tres resultados».

Ese límite de sumar medio centenar de puntos, para lo que la UDA necesitará hacer 17 puntos, quitará presión, mientras tanto «tendremos el agua en el cuello. Hay equipos y ejemplos de temporadas anteriores que han llegado a tener cuarentaitantos puntos faltando diez o doce jornadas y han ido al hoyo y al revés se han salvado». De todas formas, destacó que la UD Almería «siempre compite con actitud, otra cosa es si tienes el día, si hay varios jugadores desacertados, si sí que tienes el día, si las circunstancias del partido te son más amables o menos, pero nunca he visto al equipo un problema de actitud a la hora de competir ni de entrenar, sino todo lo contrario».

Los halagos

A Lucas Alcaraz no le influyen los comentarios, está al margen. «Intento mantenerme al margen, no hace falta tener mucha memoria para hace dos jornadas ver un poco las sensaciones que teníamos todos, que no habíamos perdido en casa o cuando no hemos sido capaces de ganar y hemos empatado en casa, perdido fuera y empatado en casa, la sensación en este deporte y en esta categoría, en un equipo modesto dentro de lo que es la competición, independientemente que somos todos parecidos excepto tres o cuatro, está claro que hay que estar preparados para todo».

La intención del cuerpo técnico se dirige a intentar que «el jugador esté lo más centrado posible y que se centre en los argumentos objetivos de cada partido, de cada tarea y de cada entrenamiento, lo demás te lo da y te lo va quitando la competición».

El rojiblanco, que explicó que los lesionados, salvo Mandi, están al llegar –«yo creo que el mes que viene estará Tino, la semana que viene Pablo y dentro de dos semanas calculo que Verza», dijo– la iniciativa del club de tener una mejor entrada al campo será positiva. «Nosotros cuanto más gente venga y más se implique con el partido y con el equipo, evidentemente los chavales lo agradecerán seguro y esperemos que esa conexión equipo-grada surja en los mayores momentos posibles del partido».

 

Fotos

Vídeos