UD ALMERÍA

Alcaraz piensa que en Valladolid el Almería deberá "ser intenso en defensa y atrevido en ataque"

Alcaraz piensa que en Valladolid el Almería deberá "ser intenso en defensa y atrevido en ataque"

El técnico de la UD Almería destaca a Mata, pero "es muy difícil que un jugador solo sea capaz de hacer esa cifra de goles si el resto no genera ocasiones"

JUANJO AGUILERAALMERÍA

Sea el Valladolid o cualquier otro equipo, el fútbol actual no se entiende sin intensidad. Todos los equipos la exponen; la cuestión está, de todas formas, en el grado. Cuando se visita a un equipo como el Real Valladolid, que además se muestra sólido en su campo donde ha ganado diez partidos y perdido sólo dos de los quince jugados, hay que exponer un grado máxima de exigencia. El Almería es capaz de hacerlo, tal y como lo ha demostrado últimamente a domicilio -ganó dos partidos que, por muy bien que sean rivales de abajo, exigen, como también lo hizo el líder, ante el que se sacó un empate-.

El paso obligado para conseguir la victoria es cuestión de atrevimiento. En El Alcoraz, donde se escenificó la última de las salidas, tal vez faltó algo para, tras empatar por segunda vez el marcador, haberse ido en busca del partido, pero también es cierto que el Huesca exigía una atención especial, pese a que el rival estaba con 9. El partido en Valladolid empieza con un empate, pero tras la derrota del pasado sábado frente al Rayo, hay que reaccionar para sumar y acercarse a la permanencia a base de triunfos. Por ello, ambas cosas, intensidad y atrevimiento, se antojan piezas claves para introducir en una coctelera de la que salgan los puntos ante un rival de cuidado. "Ahora hay que saber que vamos a un sitio exigente, pero que cada partido por algo es exigente y en este caso es un equipo que marca y le marcan y tenemos que estar preparados para ser intensos en defensa y atrevidos en ataque", ha expuesto hoy Lucas Alcaraz.

El gol

El Valladolid está firmemente asociado con los goles. Lo mismo que marca, también recibe y, en ese aspecto, sólo los cuatro últimos han encajado más goles que los de Luis César Sampedro. "Sí, es un equipo que marca y que recibe. Está claro que, dentro de la posibilidad de victoria, una de las necesidades es marcar. Tenemos que ser decididos en ese aspecto y en el aspecto del juego para intentar ser capaces de marcar", ha señalado.

Lo ha hecho entrando en detalles sobre la derrota del pasado sábado frente al Rayo Vallecano, aunque para tratar de despejarla del ambiente. "En el fútbol, cuando se gana y cuando no se gana, la semana siguiente hay que olvidarlo -en referencia al partido-. Muchas veces cuando se gana decimos a ver si la confianza o nos podemos confiar... El resultado anterior siempre hay que intentar dejarlo atrás. No es un resultado positivo, tampoco es que el equipo lo mereciera, pero de cualquier forma es otra semana, es otro partido, son otras exigencias y hay que pensar en ellas".

Continuó haciendo hincapié en esa cita frente a uno de los equipos más regulares y en mejor estado de forma de la competición. "Está claro que el otro día era un partido complicado como todos, que no se sacó adelante, que se pudo como mínimo empatar, que creo que pudo haber sido el resultado más equilibrado para lo que pasó en el campo".

Y ahora llega otro equipo que exige. "Un equipo que tiene buen trato con balón, que tiene gente arriba que tiene gol y gente que son buenos individualmente y a nivel colectivo es un equipo con mucho peso en el desarrollo del partido ante cualquier equipo".

Un Real Valladolid marcado por la presencia en sus filas de un jugador como Jaime Mata, pichichi de la competición con casi la mitad de los goles de su equipo. Aún así, no es el jugador determinante. "Tiene sus jugadores, pero no es sólo Mata. Es llamativo que es el máximo goleador de la categoría y tiene un montón de goles hechos a estas alturas, pero no es sólo el jugador que desequilibra, es mucho más. Es muy difícil que un jugador solo sea capaz de hacer esa cifra de goles si el resto no genera ocasiones".

El pescaíto

Un partido especial, el del domingo porque estará, no sólo en el pantalón, la figura del 'pescaíto'. El trágico final del pequeño Gabriel Cruz estará presente en la cita, como así lo ha hecho saber el Real Valladolid. Todo lo sucedido "supone la identificación con algo muy grande que ha pasado, por desgracia, y es una identificación con algo que se quiere que perdure en el tiempo. La desgracia ya es inevitable, pero se quiere que perdure en el tiempo ese recuerdo", ha expuesto Lucas Alcaraz.

 

Fotos

Vídeos